Baume & Mercier, excelencia Swiss Made

Baume & Mercier, excelencia Swiss Made

"Aceptar sólo la perfección, fabricar sólo relojes de la más alta calidad"

 

Baume & Mercier cuenta con un gran prestigio en todo el mundo y es la séptima marca más antigua de la relojería. Baume & Mercier, una saga familiar, ha marcado la historia de la relojería desde sus orígenes.

Paul Mercier consideraba esencial que la marca se adaptara a los nuevos tiempos. Durante los "Dorados años veinte", la marca supo captar la importancia de la emancipación de la mujer y la tomó como una fuente inagotable de inspiración.

Motivados por su ímpetu creativo, la marca crearía algunos relojes de mujer increíblemente modernos y originales, demostrando que no tienen por qué ser la versión miniaturizada y simplificada de los modelos masculinos. La feminidad pasaba a formar parte de los valores de Baume & Mercier, lo cual denotaba una actitud claramente moderna.

Con la llegada de Paul Mercier, la firma sentó las bases de una filosofía de empresa que sigue hoy vigente. A partir de este momento, la maestría relojera pasaría a encarnarse en un diseño de atemporal elegancia. Baume & Mercier, se forjó un nombre entre el público ávido de productos novedosos gracias al lanzamiento de los primeros relojes de pulsera «de forma», es decir, no redondos. 

En 1988, la sociedad se unió al grupo Richemont y amplió su colección con una serie de modelos de éxito, como los Hampton o los Linea, que pronto se convirtieron en estandartes de la marca.

Baume & Mercier cuenta con cinco colecciones: Hampton, relojes de forma para hombre y mujer; Capeland, cronógrafos y Worldtimers; Classima, para los amantes del diseño minimalista; Linea, para mujeres elegantes y dinámicas; y la nueva colección Clifton, creada para urbanitas que buscan un reloj clásico y contemporáneo.

Todas las colecciones actuales de Baume & Mercier se inspiran en algún modelo histórico del museo de la Maison.

Louis-Victor, un visionario, fue el primero en utilizar el calibre Lépine en la región del Jura.

Famosa también por sus relojes con complicación, Baume & Mercier destaca en el arte de la relojería por sus cronógrafos, sus repeticiones de minutos y sus cronómetros. Además, posee gran número de patentes, que ahora ya son de dominio público, de invenciones como la que en 1965 se bautizó con el nombre de Planetary Rotor, destinada a relojes automáticos extraplanos.

Fabricados en Suiza desde sus orígenes, los relojes Baume & Mercier han ganado siempre muchos premios en las diferentes exposiciones universales o concursos realizados por los observatorios de cronometría. En 1919, la marca recibió el famoso "Poinçon de Genève", sello que certifica la excepcional artesanía y calidad de sus creaciones.

"Aceptar sólo la perfección, fabricar sólo relojes de la más alta calidad"

 

Baume & Mercier cuenta con un gran prestigio en todo el mundo y es la séptima marca más antigua de la relojería. Baume & Mercier, una saga familiar, ha marcado la historia de la relojería desde sus orígenes.

Paul Mercier consideraba esencial que la marca se adaptara a los nuevos tiempos. Durante los "Dorados años veinte", la marca supo captar la importancia de la emancipación de la mujer y la tomó como una fuente inagotable de inspiración.

Motivados por su ímpetu creativo, la marca crearía algunos relojes de mujer increíblemente modernos y originales, demostrando que no tienen por qué ser la versión miniaturizada y simplificada de los modelos masculinos. La feminidad pasaba a formar parte de los valores de Baume & Mercier, lo cual denotaba una actitud claramente moderna.

Con la llegada de Paul Mercier, la firma sentó las bases de una filosofía de empresa que sigue hoy vigente. A partir de este momento, la maestría relojera pasaría a encarnarse en un diseño de atemporal elegancia. Baume & Mercier, se forjó un nombre entre el público ávido de productos novedosos gracias al lanzamiento de los primeros relojes de pulsera «de forma», es decir, no redondos. 

En 1988, la sociedad se unió al grupo Richemont y amplió su colección con una serie de modelos de éxito, como los Hampton o los Linea, que pronto se convirtieron en estandartes de la marca.

Baume & Mercier cuenta con cinco colecciones: Hampton, relojes de forma para hombre y mujer; Capeland, cronógrafos y Worldtimers; Classima, para los amantes del diseño minimalista; Linea, para mujeres elegantes y dinámicas; y la nueva colección Clifton, creada para urbanitas que buscan un reloj clásico y contemporáneo.

Todas las colecciones actuales de Baume & Mercier se inspiran en algún modelo histórico del museo de la Maison.

Louis-Victor, un visionario, fue el primero en utilizar el calibre Lépine en la región del Jura.

Famosa también por sus relojes con complicación, Baume & Mercier destaca en el arte de la relojería por sus cronógrafos, sus repeticiones de minutos y sus cronómetros. Además, posee gran número de patentes, que ahora ya son de dominio público, de invenciones como la que en 1965 se bautizó con el nombre de Planetary Rotor, destinada a relojes automáticos extraplanos.

Fabricados en Suiza desde sus orígenes, los relojes Baume & Mercier han ganado siempre muchos premios en las diferentes exposiciones universales o concursos realizados por los observatorios de cronometría. En 1919, la marca recibió el famoso "Poinçon de Genève", sello que certifica la excepcional artesanía y calidad de sus creaciones.

Publicado el 03/06/2016 13:48:29
Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Agregar un comentario!
Nombre:*
Email:*
Mensaje:*
  Captcha
  Agregar un comentario!